HUMO Y SALUD

Los estudios estadísticos demuestran que los grupos de fumadores tienen una mayor incidencia en contraer algunas enfermedades respecto a los no fumadores: el humo aumenta el riesgo de desarrollar el cáncer a los pulmones, enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias y otros problemas de salud. La gravedad de los daños parece estar relacionada a la edad de inicio, al número de cigarrillos diarios, al número de años de humo, a la inhalación más o menos profunda.

Como productores de cigarrillos sentimos la responsabilidad de exponer y evidenciar los riesgos del humo, nocivo en todas sus formas (cigarrillos, puros, pipa, etc.) y consideramos que cada uno de los consumadores adultos tienen derecho a acceder a todas las informaciones necesarias para tomar decisiones conscientes. Somos totalmente contrarios a la comercialización de productos del tabaco a menores de edad. Rigurosas prohibiciones regulan nuestra actividad de marketing.

HUMO PASIVO

 

El humo pasivo es la combinación en el medioambiente del humo producido por la combustión de un cigarrillo con el que fue en un principio inhalado y sucesivamente expirado por el fumador.

Numerosas autoridades sanitarias, entre las cuales la OMS, concluyeron que la exposición al humo pasivo aumenta el riesgo de contraer graves patologías como el tumor al pulmón y enfermedades cardíacas en los no fumadores.

International Tobacco sostiene una reglamentación que proponga un equilibrio entre los intereses de fumadores y no fumadores.

Creemos que los fumadores deberían ser respetuosos de quienes los rodean y desaconsejamos vivamente fumar en presencia de recién nacidos, niños o mujeres embarazadas.

 

International Tobacco PLC - London